La importancia de llevar un control de tus postulaciones

La importancia de llevar un control de tus postulaciones, Imagen de janoon028 via Freepik

¿Hola? Busco a Luis, hablo para saber si sigues interesado en la vacante de Patitos de Hule S.A. de C.V. Disculpa, ¿para qué puesto era? Si no quieres que te pase algo como esto, debes entender la importancia de llevar un control de tus postulaciones. Y en DinDong.work te ayudamos para que le abras la puerta a nuevas oportunidades.

En una búsqueda activa de trabajo, es bastante común que enviemos CVs a diestra y siniestra. Y aunque nuestro interés por la vacante sea genuino, es probable que entre tantos correos, plataformas de reclutamiento y llamadas, terminemos hechos bolas. Esto pasa porque por más organizado que seas, o confíes mucho en los portales de empleo, no hay nada como llevar un control propio.

Considera que como candidato, una de tus tareas es conocer, al menos de manera general, la empresa y las funciones por las que estás postulando. Realizar solicitudes de manera indiscriminada, te restará puntos aún cuando el reclutador decida llamarte para una evaluación. Estar informado es el primer paso para ser seleccionado.

Algunos de los riesgos es que no personalizar tu currículum, puede hacer que seas descartado del proceso desde el inicio. Esto no es funcional y por eso debes trabajar en un nuevo archivo para cada vacante. Y no sólo haciendo énfasis en ciertos conocimientos o habilidades, sino hasta en el nombre. Por ejemplo, si estudiaste Publicidad y puedes desempeñarte como Copy o haciendo campañas, tienes al menos dos perfiles que puedes separar. Y así los encontrarás más rápidamente.

Por otro lado, llevar un registro, te alejará un poco más del desempleo. La sugerencia es que realices una tabla en algún programa como Word o Excel. Es algo muy básico que no requiere ni siquiera de mucho tiempo y que te permitirá consultarlo rápidamente al recibir la tan esperada llamada.. Las columnas que debes incluir son:

  1. Fechas de publicación y postulación
  2. Nombre del puesto
  3. La empresa o sector, según sea el caso
  4. El sueldo (si no es visible, debes tener una prospección de lo que vale tu trabajo)
  5. Portal o bolsa de empleo donde la encontraste
  6. Otros (prestaciones, beneficios y/o modalidad)
  7. Estatus. Probablemente la más importante pues te dará claridad de la parte del proceso en la que te encuentras. Puedes incluir estatus como Enviada, Entrevistado, Pendiente de respuesta y No seleccionado. 

Ya tienes un nuevo tip, y ahora que  sabes la importancia de llevar un control de tus postulaciones, ¡comienza a elaborar tu bitácora! La preparación siempre te hará un talento más atractivo.

Secretos que te harán triunfar en una entrevista laboral

Leave a Comment