Qué es verdaderamente ser líder

Qué es verdaderamente ser líder, Imagen de gpointstudio vía Freepik

De forma generalizada, se cree que un líder es un jefe, es decir, que es quien ocupa una posición más alta. Y por ello, que es quien da órdenes desde la mejor oficina y que gana muy bien. Muchos aspiran a esto por los “privilegios”, sin embargo, hoy en DinDong.work revisaremos qué es verdaderamente ser líder.

Nada más lejos de la realidad que creer que se trata de mandar y ocupar una posición de poder. Sí, un líder puede ser coordinador, gerente, director o empresario, pero también un asistente, un especialista y hasta el becario. El liderazgo tiene que ver con la capacidad de tratar con un equipo, guiarlo hasta los objetivos, aportar ideas y permitir que otros también lo hagan.

En ese sentido, implica planear, evaluar y lidiar con retos escuchando a todos los colaboradores, más de lo que se habla. Y también, ser empático con sus necesidades; ser conciliador y propiciar acuerdos. Todo esto suena más que como requerimientos para un puesto, como habilidades para la vida, ¿no te parece? Es porque es así.

Otra de las características de un líder de a deveras, además de la capacidad de escucha y la empatía que ya mencionamos, es la inteligencia emocional. Esto hace referencia a la capacidad de reconocer y manejar sus propias emociones, y de comunicarlas de forma asertiva al resto. Porque nadie quiere un líder que grite o insulte cuando se molesta.

También la congruencia, la flexibilidad y adaptabilidad son indiscutiblemente necesarias, porque son la base para pedir y dar con justicia. La congruencia implica actuar con base en lo que se dice, y ser consistente en las acciones; ser flexible para enfrentar cambios y ser capaz de adaptar las labores a ellos. Por otro lado, debe saber planear y seguir sus planes; y motivar a otros a seguirlos.

Y algo de lo que poco se habla, es que debe sentir pasión por liderar. Hay quienes son capaces, pero no lo disfrutan, y esto es vital. Tanto por acompañar a otros, como por la profesión que se está desempeñando. Si no hay pasión por lo que se hace, difícilmente se llega a algún lugar. Quienes la sienten, también cumplen con otro rasgo: el de ser influencia y formar otros líderes.

Quienes confunden ser líder con jefe, también creen que son los únicos merecedores de ocupar ese espacio. Sin embargo, un líder real no quiere seguidores, sino personas que aporten valor a sus equipos; identifican talentos, los empoderan para tomar decisiones y para buscar su desarrollo profesional. Buscan influenciarlos positivamente en el momento de la vida en el que les tocó coincidir, y esperan poder encontrarlos nuevamente, más adelante y más arriba.

Porque saben que la escalera hacia el éxito, tiene escalones lo suficientemente anchos para todos.

Si te estabas preguntando qué es verdaderamente ser líder, aquí lo tienes. No hace falta un ascenso, sólo es necesario ser parte de un equipo para comenzar a entrenarte.

Leave a Comment